Es común que los niños se enfermen de resfriado, tos, vómitos, diarrea, dolor de garganta, etcétera; en ocasiones, estos padecimientos se deben al contacto en las guarderías, pero otros son provocados por la falta de higiene. A continuación, te daremos un par de recomendaciones que te ayudarán a prevenir que se enferme con frecuencia: Enseña a tu hijo a lavarse las manitas al llegar a casa, antes de comer, después de ir al baño, después de jugar afuera o con las mascotas. Lava y desinfecta los juguetes u objetos que tu hijo acostumbra llevar a su boquita.