Ahora que tu pequeño se ha vuelto más independiente, y que su curiosidad ha ido en aumento, es importante que ayudes a protegerlo contra enfermedades del medio ambiente que pueden atacarlo. ¿Sabías que existen alimentos ricos en nutrimentos que ayudan a subir las defensas de tu pequeño? A continuación, encontrarás una lista de 5 alimentos que pueden ayudar a proteger a tu hijo de enfermedades e infecciones:

1. Fresas. Su alto contenido en vitamina C puede ayudar a reforzar el sistema inmunológico de tu pequeño. Puedes ofrecérsela en un rico y fresco cóctel de frutas, o en un licuado o yogurt casero. ¡A los niños les encantan!

2. Almendras. Estas pequeñas semillas son ricas en vitamina E, un poderoso antioxidante que podrá ayudar a su cuerpo en la lucha contra infecciones. Hay muchas maneras de incluirlas en su alimentación, puedes usarlas para preparar un pastelillo o molerlas para mezclarlas con su fruta favorita.

3. Plátano. Ya que contiene vitamina B6, un importante nutrimento que participa en muchas de las funciones vitales del sistema inmunológico de tu pequeño. ¿Qué te parecen unos deliciosos hot cakes de plátano? O simplemente ofrécelo como un dulce refrigerio entre comidas.

4. Carne de res. Contiene hierro, el cual se encarga de llevar oxígeno a todas las células del cuerpo para que trabajen correctamente. ¿Tu pequeño ya probó las albóndigas? Puedes prepararlas con salsa de tomate y espagueti cocido, ¡le van a encantar!

5. Yogurt. Es rico en zinc, que ayuda a mejorar la respuesta del sistema inmunológico de tu pequeño y a controlar la inflamación. ¡Es ideal para el desayuno, la cena o deliciosos postres con fruta!

 

¿Sabías que el nuevo Nido® Kinder Protectus® Avanzado contiene vitaminas A, C, D, E y K, además de minerales como el hierro, zinc, fósforo, magnesio, potasio y selenio? Nutrimentos que apoyan el fortalecimiento del sistema inmunológico de tu hijo. Aparte, ahora ofrecen probióticos científicamente probados que  brindan un triple efecto de protección, ya que ayudan a fortalecer su sistema inmune, sus defensas respiratorias, y a refuerzar su flora intestinal.

Ahora que ya conoces qué alimentos pueden ayudar a subir las defensas de tu pequeño, inclúyelos diariamente en su alimentación y quédate tranquila al saber que lo estás protegiendo con una nutrición adecuada.